Juan Antonio: “El patrimonio de Irán: la gran calidad de sus gentes”

Nuestro viajero Juan Antonio, que viajó a Irán en Julio 2019 comparte sus impresiones sobre su experiencia y el país.

“El motivo de la presente carta es agradecer todos sus servicios en el viaje a Persia del 20 de julio. Ha resultado un viaje estupendo y muy bien organizado.

Hemos vuelto enamorados del país y de su cultura. Vamos a ser unos buenos embajadores en España de Irán. Nos han encantado las ciudades, tanto las grandes como muy especialmente las más pequeñas y tradicionales. Yazd e Isfahan nos han enamorado.

Para gente del norte de España, que estamos acostumbrados al verde, nos han llamado la atención los paisajes desérticos y esos pueblos pequeños en los que hemos parado para ver algún monumento o el pueblito.
Persépolis impone por lo grande que son las ruinas y lo que debió de representar en
su día esa construcción y toda la civilización persa. Las mezquitas son preciosas y todas muy cuidadas.

La gastronomía es muy buena y con sabores que no chocan demasiado con la española. Nos hicimos adictos a los zumos y helados. La elección de los sitios para comer fue excelente y pudimos probar distintos tipos de comida.

Lo mejor de todo la gente iraní: es acogedora, hospitalaria, preocupada por si estábamos disfrutando de nuestro viaje y de si nos gustaba lo que veíamos. Tienen muchos patrimonios de la humanidad, pero deben seguir cuidando mucho el principal patrimonio que tiene el país, aunque no sea patrimonio de la humanidad: la gran calidad de sus gentes.
La guía, Marzieh, ha sido genial. Una grandísima profesional. Siempre ha estado a nuestra disposición, nos ha informado de todo fenomalmente, ha contestado a todas nuestras preguntas que han sido muchas, ha solucionado todos los problemillas que pudieron surgir. Creo que ha sido más una compañera que una guía. Éramos un equipo los cinco. Mi enhorabuena por su elección.

Nuestro conductor, Said, también fue un acierto. Siempre atento, con agua fría para nosotros, un fenomenal profesional del volante entre el “caos” de tráfico que es Irán.
El detalle de Amir, de invitarnos a su casa a cenar nos encantó. Demuestra su gran hospitalidad y ser un muy buen jefe y empresario ya que querer conocer de primera mano lo que piensan sus clientes demuestra una gran inteligencia y un gran sentido empresarial. La cena que nos dio estaba buenísima, una de las mejores comidas del viaje. Por favor transmítanle las gracias y estos comentarios.
Todo el viaje resultó muy bien. Teníamos una idea muy equivocada del país y nos hemos quedado enamorados de Irán. Seguramente volveremos.
La única pega, para que no sea todo alabanzas, sería la tarde del último día. El hotel del aeropuerto está en una zona en donde no hay nada y llegamos muy pronto. Por un lado, para salir al día siguiente está bien el hotel. Creo que se podría alargar un poco más la llegada al hotel, por ejemplo estar un poco más en Qom o en otro lugar de camino a Teherán y llegar más tarde al hotel.
Desde que llegamos no hacemos más que recomendar a nuestros conocidos que vayan a Irán y por supuesto con su agencia.

De nuevo gracias por todo y seguramente volveremos a viajar con su agencia.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s