Gastronomía en Irán: emocionar antes que alimentar

¿Qué tiene de especial la cocina iraní?  es muy variada y se asemeja mucho a la mediterránea. Es suave, no lleva especias raras y, por lo general, no pica. Los iraníes tienen más en común con nosotros de lo que pensamos. 

Khoresht Badenjan

La base de la comida tradicional iraní la encontramos en el arroz, el pan, la carne, las verduras, y en menor medida (aunque con mucha importancia en los dulces) frutos secos. En un sentido más protocolario, pero también habitual de sus mesas, encontramos la fruta. El plato que con más frecuencia encontrará durante su viaje el turista será el kebab, piezas de carne asadas de cordero, ternera o pollo. Normalmente se sirven con un poco de pan lavash o taftún, tomates asados, cebolla cruda y encurtido (torshí); la otra modalidad es servirlos con arroz blanco (cheló) o con un toque de azafrán. La carne siempre estará muy tierna, y ya según el gusto del comensal podrá servirse más o menos hecha. Recomendamos pedir el punto de gusto, ya que hay una tendencia general a dar un toque “quemado” a la carne.

Arroz iraní

El pescado no es habitual en gran parte del país. En el norte, cerca del Caspio, es típico el kebab de esturión, pero en el resto de Irán (salvo en la zona del Golfo Pérsico donde se come con frecuencia marisco) el viajero difícilmente encontrará buen pescado. Para los vegetarianos lo complicado será salirse de una dieta a base de arroz, pan, frutos secos y fruta. A pesar de tener una amplísima variedad de platos con verdura, en los restaurantes, como decimos, es difícil encontrar esta amalgama en sus cartas.

Kabab Kubideh

Es el entrante por excelencia. Tanto si te dejas recomendar, como si lo has visto en la mesa de al lado. Un plato básico para todo iraní que hará que te relamas como si llevases toda la semana en ayunas esperando el momento. En sí, el kashke bademjan está compuesto de berenjena, menta, nueces y kashk, una especie de yogurt agrio típico de la cocina persa.

Kashke bademjan


El fesenyán es otro de los mejores inventos iraníes. Se trata de un estofado de carne (pato o pollo) cuyo ingrediente estrella, que le da ese sabor tan adictivo, es el jarabe de granada. También lleva nueces. Su acompañante vuelve a ser el arroz, que puedes comerlo tanto por separado como mezclándolo con la carne y la salsa.

Fesenyán



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s