Ganas de volver a Irán, viaje de 21 de Abril a 6 de Mayo 2018

El pasado 21 de Abril Oriente Viajes llevó a cabo una ruta muy especial que hacemos de manera anual: Persia Aqueménida y Sasánida.

En esta ocasión, nuestro querido viajero Jesús estaba al cargo del grupo de 18 personas y nos ha contado su experiencia:

“Tras el regreso del viaje entré de lleno en la vida diaria y he retomado
todas las actividades que dejé pendientes. Por ello olvidé escribiros
para contaros mis impresiones sobre el viaje.

Creo que en general ha sido magníficio. El 99% del grupo disfrutó mucho
y terminó muy contento de casi todas las actividades y del itinerario.
En especial hemos quedado muy contentos con Mohktar, el guía, que habla
magnificamente español y además ha sabido organizar las visitas y
contarnos todo lo que le preguntábamos y mucho más.

Personalmente he de agradeceros la idea de Bam, porque pese a que está
en restauración, puede verse mucho de lo que fue la ciudadela. Ha habido
algunas cosas que han hecho especialmente atractivo el viaje, como el
espectáculo en la casa de la fuerza de Yazd, la música en Isfahan o el
día de Varzaneh.

A todos no han quedado ganas de volver a Irán.

Un saludo y muchas gracias por todo. Jesús”

Anuncios

Un comentario

  1. Estuve en Irán 10 días coincidiendo con sus fiestas de año nuevo, que allí coincide con el comienzo de la primavera. Escribo ahora y, por tanto, no en caliente, con la distancia que dan unos meses. Quería hacerlo así para ser más objetiva, pero mi entusiasmo no ha disminuido, ha sido un viaje maravilloso.

    En Oriente Viajes fueron exquisitos desde el principio, desde las primeras llamadas telefónicas, las conferencias en el Centro Persépolis, el té con pastas que nos ofrecieron al entregarnos los billetes de avión y el plan de viaje.

    Tuvimos la enorme suerte de que nuestra guía fuera Marzieh, una mujer deliciosa, con una inteligencia, sensibilidad y encanto personal admirables. Fue precisa y generosa en todo tipo de explicaciones sobre su país, atenta a todo lo que sucedía en el viaje, llena de detalles, cariñosa y enormemente delicada y sabia.

    Se enteró sobre la marcha del cumpleaños de Fernando y le organizó una celebración con tarta y vela incluidas. Fue rápida, responsable y llena de recursos para todo tipo de gestiones y supo crear el ambiente apropiado para que los que coincidimos en el viaje nos hiciéramos amigos. De hecho todavía seguimos en contacto y nos vemos.

    El país, enseñado por ella, nos pareció maravillosos, de una hospitalidad admirable y una cultura tan noble y tan profunda detrás que ha dado como resultado una gente encantadora, amable, sonriente, alegre.

    Destaco solamente su amor por la poesía y la belleza, su gusto por cantar, por sonreír, su afabilidad cuando les preguntábamos donde cenar, que les llevaba a acompañarnos a algún lugar que les gustase y a pedir. por nosotros las comidas que les parecían mejor.

    Es un país con una arquitectura admirable, con hermosas ciudades llenas de vegetación que parecen oasis, ciudadanos jóvenes que te sonríen pero nunca agobian o piden nada.

    Persépolis es admirable, emociona ver esa arquitectura tan sofisticadas, tan original, y observar dónde se asientan, en una gran llanura donde es fácil imaginar los veloces caballos galopando. Ispahan es una gran ciudad, cosmopolita y variada, con su enorme plaza llena de vida y belleza. Sirhad con sus jardines de naranjos, sus fuentes, su amor a los poetas. Teherán con sus exquisitos museos.

    Las mezquitas son de una belleza deslumbrante, construidas con sabias cúpulas, con amor a la artesanía del ladrillo y del azulejo. Los persas son maestros en el uso de la luz y el color, de las sombras y brillos. Espejos, fuentes, fragancias y mucha paz. Hemos tenido todo el viaje una absoluta sensación de tranquilidad y placer. Desde los cantos en el puente de Ispahan, en el museo del agua de Yazd o el entusiasmo en torno al poeta Hafez.

    No me extiendo más pero podría… Improviso un pequeño poema de agradecimiento a Marzieh y a toda la organización de Oriente Viajes en Madrid.

    “Irán está despierto.
    Sopla el viento, sopla el viento.
    Bajo la árida tierra del desierto se esconde el agua.
    Huertas, jardines, resplandecientes rosas.

    Conversaciones en un diván alrededor de una taza de té.
    El aire huele a azahar y jazmín.
    Abundantes árboles en las ciudades, y sonrisas en los rostros.
    Se baila y se canta en los autobuses y en los baños.
    Sopla el viento, sopla el viento.

    Bajo los velos, ojos brillantes, radiantes sonrisas.
    Bajo los velos, pensamientos claros, corazones amables.
    Bajo los velos, sobre las alfombras:
    Caballos, caballos, caballos valientes y libres.

    En el aire el canto de los pájaros.
    Sopla el viento, sopla el viento.
    Qué bien huele el aire.
    Qué bien huele el futuro. Ciro despierta”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s