POR FIN VIAJAR A IRÁN

Por: Jesús Tomas Rodríguez

Este años nuestro grupo decidió viajar a Irán ya tuvimos en mente el hacerlo en el 2011 , pero, por diferentes causas debimos demorarlo, y fue la casualidad quien, llevándonos hasta un Mercadillo Persa, en el Barrio de las Letras, hizo posible que el pasado mes de septiembre nos pusiéramos en marcha.

unnamed_1
Nuestras expectativas de viaje eran elevadas, sabíamos de antemano que el país nos iba a gustar, que Esfahan, Yazd, Persepolis, iban a colmarlas por completo, peros cuando llegamos, descubrimos un pueblo cálido, amable, generoso, tan lejano y tan cercano, que nos hizo comprender que las verdaderas perlas de Irán son sus gentes, su alegría, el sentir como comparten sus vidas con quienes les visitamos, justifican por completo nuestro viaje.

Irán no es sólo un conjunto de maravillosas mezquitas, elegantes palacios, alegres jardines, respetados y sentidos mausoleos, desérticos paisajes, acogedores caravasares de otros tiempos, no , sin sus calles a la vez bulliciosas y sosegadas, sin la alegría de aquellos que las pueblan, que se reúnen en familias o con los amigos al atardecer en plazas , puentes , jardines sería un paisaje sin vida, y vida, creo que es precisamente , lo que derrocha Irán.
Compartimos seis personas una agradable experiencia, creo que este es el sentir de todos nosotros. Y debemos de hablar del magnífico trabajo de Khati y Ahmad en la organización desde el centro Persépolis de Madrid, el de Amir desde Esfahan , y como no el de Said, el guía que nos acompañó, alegró y de forma exhaustiva nos sumergió en la historia de Irán y nos ayudó a sentir mas aquello que significa Irán, no menos valioso fue el trabajo de Evi el conductor que nos llevó de forma impecable, nos cuidó y mimó con su “chai” y pastas en cada una de las paradas. Gracias a todos.

unnamed

                                                        El grupo de Jesús Tomás en picnic con una familia iraní

Nos quedamos con ganas de seguir conociendo ciudades y gentes pero tuvimos que volver, no sin hacernos el firme propósito de regresar allí, para visitar el norte del país y comprobar que sus gentes sean tan hospitalarias como las que hemos conocido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s